EVALUACIÓN DE LOS ESTUDIANTES:

El Colegio Ana María Janer retoma como referente el Decreto 1290 de 2009, por el cual se reglamenta la evaluación del aprendizaje y promoción de los estudiantes de los niveles de educación básica y media.

 

LA EVALUACIÓN DEBERÁ CUMPLIR CON ESTOS CRITERIOS

 

CONTINUA: es decir, que se realiza en forma permanente haciendo un seguimiento del estudiante, que permita observar el progreso y las dificultades que se presenten en su proceso de formación.

 

Se hace al final de cada acto pedagógico: tema, unidad, período y proceso de desarrollo de estándares y competencias básicas de cada área o asignatura del currículo.

 

INTEGRAL: se tiene en cuenta todas las dimensiones de desarrollo del estudiante, como ser biopsicosocial para evidenciar el proceso de aprendizaje, desarrollo de habilidades y organización de conocimientos.

 

Recae sobre investigaciones orientadas (tiempo, presentación, sustentación y ejecución), consultas breves, proyectos, notas, solución de problemas y situaciones, ensayos, análisis, observación, interpretación, proposición, conclusiones, sustentaciones orales y escritas, autoaprendizaje y otras formas que los  docentes consideren pertinentes para la formación integral de los estudiantes.

 

En cuanto a lo social, la observación de comportamientos, actitudes, valores, aptitudes, desempeños cotidianos, conocimientos, registrando en detalle los indicadores de logros en los cuales se desarrollan y que demuestre los cambios de índole cultural, personal y social del estudiante.

 

El diálogo con el estudiante y padres de familia, como elemento de reflexión y análisis, para obtener información que complemente las diferentes actividades académicas y actos pedagógicos.

 

SISTEMÁTICA: se realiza la evaluación teniendo en cuenta los principios pedagógicos y que guarde relación con los fines, objetivos de la educación, la misión, visión del plantel, los estándares de competencias de las diferentes asignaturas, los logros, indicadores de logro, lineamientos curriculares o estructura científica de las áreas y/o asignaturas, los contenidos, métodos y otros factores asociados al proceso de formación integral de los estudiantes.

 

FLEXIBLE: se tienen en cuenta los ritmos de aprendizaje y desarrollo del estudiante en sus distintos aspectos de interés, capacidades, dificultades, limitaciones de tipo afectivo, familiar, nutricional, entorno social,  física, discapacidad de cualquier índole, estilo  propio, dando un manejo diferencial y especial según las problemáticas relevantes o diagnosticadas por profesionales.

 

Los  docentes identifican las características personales de sus estudiantes en especial de destrezas, habilidades y limitaciones, para darles un trato justo y equitativo en las evaluaciones de acuerdo a la problemática detectada, y en especial ofreciéndole oportunidad para aprender del acierto, del error y de la experiencia de vida.

 

INTERPRETATIVA: se permite que los estudiantes comprendan el significado de los procesos y los resultados que obtienen en interacción con el  docente, hagan reflexiones sobre los alcances y las fallas para establecer correctivos pedagógicos que les permitan avanzar en su desarrollo de manera normal.

 

Las evaluaciones y sus resultados son tan claros en su intención e interpretación, que no lleven a conflictos de interés entre estudiantes y  docentes o viceversa.

 

PARTICIPATIVA: se involucra en la evaluación al estudiante,  docente, padre de familia y otras instancias que aporten a realizar unos buenos métodos en que sean los estudiantes quienes participen en los procesos pedagógicos, los trabajos en foros, mesas redondas, centros literarios, oratorias, trabajos en equipo, debates, seminarios, exposiciones, prácticas de campo y de taller, con el fin de que alcancen entre otras, las competencias de analizar, interpretar y proponer, con la orientación y acompañamiento del  docente.

 

FORMATIVA: nos permite reorientar los procesos y metodologías educativas, cuando se presentan indicios de reprobación en alguna área y/o asignatura, analizando las causas y buscando que lo aprendido en clase incida en el comportamiento y actitudes de los estudiantes en el salón, en la calle, en el hogar y en  la comunidad en que se desenvuelve.

 

PROPÓSITOS DE LA EVALUACIÓN

 

  • Identificar las características personales, intereses, ritmos de desarrollo y estilos de aprendizaje del estudiante para valorar sus avances.

 

  • Proporcionar información básica para consolidar o reorientar los procesos educativos relacionados con el desarrollo integral del estudiante.

 

  • Suministrar información que permita implementar estrategias pedagógicas para apoyar a los estudiantes que presenten debilidades y desempeños superiores en su proceso formativo.
  • Determinar la promoción de los estudiantes.

 

  • Aportar información para el ajuste e implementación del plan de mejoramiento institucional.

 

 

INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN

 

Los instrumentos de evaluación son herramientas con las que se opera y  que permiten colocar al estudiante en distintas situaciones y presentarle exigencias que provoquen en él reacciones, de ahí que el docente debe conocer el mayor número de ellos.

 

Algunos instrumentos para que el docente pueda estar en capacidad de seleccionar el que más le resulte funcional para conseguir su propósito.

 

  • Autoevaluación
  • Coevaluación
  • Heteroevaluación
  • Portafolio
  • Libro abierto
  • Debate
  • Entrevista
  • Diálogo
  • Observación
  • Representación gráfica
  • Otros instrumentos tradicionales.

AUTOEVALUACIÓN: es una estrategia evaluativa de gran importancia en la formación del estudiante, donde valora su actuación, es la comprobación personal del propio aprendizaje, el descubrimiento y reconocimiento de las dificultades y es él quien debe llevar a cabo el proceso.  Lo anterior le permite reconocer sus fortalezas, limitaciones y cambios necesarios para mejorar su aprendizaje.
La autoevaluación permite al estudiante:

  • Emitir juicios de valor sobre sí mismo en función de ciertos criterios de evaluación o indicadores previamente establecidos.
  • Estimular la retroalimentación constante de sí mismo y de otras personas para mejorar su proceso de aprendizaje.
  • Participar de una manera crítica en la construcción de su aprendizaje.
  • Para el cumplimiento de esta estrategia evaluativa, el docente debe garantizar el cumplimiento del siguiente proceso
  • Dar  al estudiante   información clara y precisa de los referentes a evaluar (logros,    competencias, contenidos, metodologías, esquemas evaluativos, entre otros).
  • Sensibilizar al estudiante frente a la objetividad y racionalidad de la autoevaluación  e      ilustrarle acerca de las dimensiones de la formación integral.
  • Proveer al estudiante de una herramienta eficaz para consignar las informaciones y los conceptos autoevaluativos en términos de fortalezas, oportunidades de mejoramiento y propuestas para mejorar.
  • Brindar  espacios para la aplicación de la autoevaluación, análisis del resultado de las autoevaluaciones para incorporarlos a las evaluaciones definitivas del período.

 

COEVALUACIÓN: es el proceso de valoración conjunta que realizan los estudiantes sobre la actuación del grupo, atendiendo a criterios de evaluación o indicadores establecidos por consenso. 

Cuando existe la posibilidad de generar y desarrollar una evaluación en que se permita, a los estudiantes en conjunto, participar en el establecimiento y valoración de los aprendizajes logrados, ya sea por algunos de sus miembros o del grupo en su conjunto; se está realizando una coevaluación.

La coevaluación permite al estudiante y al docente:

  • Identificar los logros personales y grupales.
  • Fomentar la participación, reflexión y crítica constructiva ante situaciones de aprendizaje.
  • Opinar sobre su actuación dentro del grupo.
  • Desarrollar actitudes que se orienten hacia la integración del grupo.
  • Mejorar su responsabilidad e identificación con el trabajo.
  • Emitir juicios valorativos acerca de otros en un ambiente de libertad, compromiso y responsabilidad.

HETEROEVALUACIÓN: consiste en la evaluación que realiza una persona sobre otra: su trabajo, su actuación, su rendimiento,  entre otros. Es la evaluación que habitualmente lleva a cabo el docente con los estudiantes.Debemos aplicar diferentes tipos de evaluación en nuestras clases ya que no sólo hay que evaluar el aprendizaje sino “evaluar para el aprendizaje”.

PORTAFOLIO

Consiste en el juicio elaborado acerca de un trabajo compuesto de actividades diferentes, a través de observaciones, apreciaciones sucesivas y retroalimentaciones realizadas durante un periodo de tiempo más o menos largo.

 

Esta estrategia se vuelve realmente útil para valorar y apoyar los trabajos relacionados con proyectos, consultas bibliográficas, trabajos que demanden creatividad, tales como elaboración de poesías, cuentos, guiones, que el estudiante puede trabajar y corregir a lo largo de varios días, hasta obtener un producto que satisfaga, de acuerdo con patrones de referencia y logros pactados con el estudiante.

 

Este tipo de instrumento exige del estudiante un trabajo permanente. No dejar, como generalmente ocurre, para realizar a última hora un trabajo, simplemente para cumplir, sin correcciones y sin un sucesivo perfeccionamiento.

 

La evaluación a través del portafolio consiste en apreciar en forma permanente el trabajo que el estudiante va adelantando, con un verdadero seguimiento de los procesos de aprendizaje y con la conciencia de perfeccionar paulatinamente las ejecutorias con lo que en realidad el estudiante crece mental y personalmente.

 

LIBRO ABIERTO

Consiste en evaluar a los estudiantes permitiendo la consulta del mayor número posible de libros, revistas, informes, relacionados con una o varias temáticas que se piensan evaluar.

 

Este instrumento puede aplicarse de manera individual o grupal, y exige que se anuncie la temática con anticipación, además, demanda condiciones especiales de tiempo y espacio, así como instrucciones amplias y precisas relacionadas con los logros que se trabajaran a través de él. Entre los beneficios se pueden destacar: la posibilidad que brinda para evaluar el grado de dominio y comprensión del tema, la familiarización con las fuentes bibliográficas y la capacidad de síntesis.

 

DEBATE

Esta herramienta le permite al maestro recoger información para elaborar sus juicios sobre el desempeño de uno o más estudiantes organizando la clase para debatir las ideas contenidas  a las que hace referencia el logro o los logros que pretenden evaluar. Consiste, pues en una confrontación de ideas y saberes alrededor de un tema específico, sustentando por grupos de estudiantes y opositores.

 

Como en el debate se suceden controversias, se presentan argumentos en uno y otro sentido, y cada participante puede hacerlo de manera diferente, con su estilo personal, se convierte en una mina de oportunidades para formular juicios sobre las dimensiones cognoscitiva, socioafectiva y psicomotora  del estudiante,  apreciar su lógica, su raciocinio, la capacidad de inferir, la expresión oral, el ordenamiento de ideas y el liderazgo.

 

ENTREVISTA

Consiste en asignar  uno o más estudiantes, con el propósito de ser interrogados sobre un tema, por el docente o los compañeros. En la entrevista hay interrogados e interrogadores; exige que sea anunciada con anticipación, y permite reconocer el dominio sobre el asunto, la capacidad de responder de manera precisa a lo que se pregunta y las habilidades de competencia comunicativa.

 

DIÁLOGO

Es una conversación espontánea e informal entre dos personas sobre un tema específico. Es preciso conceder un tiempo determinado para cumplir con el propósito; es útil para apreciar estados de procesos axiológicos (interiorización de valores), actitudes, y para reconocer con más detalles el porqué de los comportamientos del estudiante.

 

Concretamente, en la valoración de logros cognoscitivos el maestro puede formar parejas para que dialoguen sobre el asunto a evaluar  y en la medida en que los escuche podrá emitir juicios, o también puede directamente dialogar con el estudiante, caso en el cual deberá hacer un esfuerzo para establecer una relación empática y acomodarse al nivel comunicativo del estudiante.

 

 

OBSERVACIÓN

Constituye un instrumento valioso para evaluar estados de desarrollo de los estudiantes y específicamente, representa especial utilidad en aquellas situaciones en donde se requiere que el estudiante actúe con máxima naturalidad y con un mínimo de tensión.

 

Consiste en mirar atentamente episodios de la vida de los estudiantes en función de los logros preestablecidos, tratando de comprender el por qué o razón de ser de los comportamientos y de interpretar gestos, expresiones, actitudes y omisiones de los estudiantes.

 

Este instrumento demanda del maestro un amplio conocimiento del desarrollo evolutivo del estudiante ya que en la orientación de sus tareas, lo debe estar utilizando permanentemente con el propósito de brindar retroalimentación. En muchas ocasiones será preciso verificar las apreciaciones hechas a través del uso de otra estrategia evaluativa.

 

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

En el uso de este instrumento evaluativo el docente solicita gráficas, diagramas, flujogramas, mapas, palabras, claves, mapas conceptuales y otros, para explicar conceptos y emitir mensajes.

 

INSTRUMENTOS TRADICIONALES

 

Las formas tradicionales de evaluación como pasadas al tablero, las preguntas sueltas, los ejercicios extraclase, las prácticas de laboratorio, las pruebas objetivas, siguen siendo válidas como herramientas para recoger información y apoyar la emisión de juicios. Sin embargo, el docente debe utilizarlas pero adaptándolas al nuevo enfoque evaluativo, esto es, despojándolas de la rigidez y de la índole traumática que las caracterizaba.

 

EVALUACIÓN FORMATIVA Y CONCEPTUAL

El propósito de la evaluación formativa es mejorar la calidad de la enseñanza y orientar oportunamente a los estudiantes, introduciendo las modificaciones que sean necesarias durante el desarrollo de las actividades para garantizar un  aprendizaje exitoso.

 

Durante el desarrollo de los estándares el docente realizará frecuentes evaluaciones formativas para saber cómo se van desempeñando sus estudiantes, qué es necesario enfatizar, qué modificaciones debe introducir en los materiales empleados y en la metodología de la enseñanza para hacerla más efectiva.

 

Los datos obtenidos de la evaluación formativa, permiten al docente descubrir oportunamente las fallas para mejorar la metodología de enseñanza, orientar al estudiante que no ha comprendido un concepto o no ha logrado desarrollar alguna habilidad; en concreto, la evaluación formativa ayuda al docente a tomar decisiones a tiempo para lograr que el proceso de enseñanza-aprendizaje sea más eficaz.

 

La evaluación conceptual se puede expresar dando un concepto sobre el desempeño del estudiante en términos cualitativos, si establecemos una correspondencia entre los indicadores y los objetivos logrados. A los padres se les informará sobre el desempeño de los hijos en cada área por medio de una evaluación conceptual, con el fin de facilitarles la comprensión del progreso de sus hijos en cada área.

 

La evaluación conceptual es cualitativa, pero se basa en los indicadores logrados y jamás en apreciaciones subjetivas.

 

 

ACTIVIDADES EVALUATIVAS COMPLEMENTARIAS

ACTIVIDADES DE INICIACIÓN: son las acciones que se plantean para explorar un núcleo temático, sirven de motivación, sensibilización y ambientación a éste. Se inician rastreando las teorías y saberes previos que los estudiantes conocen con respecto al mismo. Luego se identifica el problema que se desea resolver o estudiar a través del núcleo temático.

ACTIVIDADES DE PROFUNDIZACIÓN: son las acciones que permiten a los estudiantes ahondar en la comprensión y conocimiento del núcleo temático.

ACTIVIDADES DE CULMINACIÓN: son las acciones que se realizan para afianzar los conocimientos y comprensión del núcleo temático.

ACTIVIDADES DE EVALUACIÓN: son las acciones que se realizan durante todo el proceso de aprendizaje y conocimiento del núcleo temático para medir el desarrollo de los procesos. Van encaminadas a la toma de decisiones para el mejoramiento de los aprendizajes y conocimientos.

EVALUACIONES BIMESTRALES: con el ánimo de fortalecer el nivel académico y buscando un óptimo desempeño de los estudiantes, en el ámbito cognitivo y procedimental en cada una de las áreas que forman el plan de estudios, el Colegio Ana María Janer, ha implementado las siguientes  estrategias de evaluación:

Las evaluaciones bimestrales de cada período tienen un valor del 20%.

La evaluación de cada una de las áreas obligatorias y optativas, las cuales tienen como finalidad el desarrollo del pensamiento crítico, con base en competencias argumentativas, propositivas e interpretativas, donde el estudiante demuestre su saber hacer con el conocimiento.

PRUEBAS SABER EXTERNAS: se aplican en cada período en convenio con Instruimos ,  valor correspondiente  del 10%. 

 Los objetivos de ésta  son:

  • Diagnosticar debilidades y fortalezas de los estudiantes en cada una de las áreas.
  • Conocer los avances académicos en cada área e implementar estrategias pedagógicas de nivelación, para obtener un mejor rendimiento del estudiante.
  • Sensibilizar a los estudiantes frente al análisis crítico, competencias lectoras, desarrollo de habilidades y destrezas en la adquisición del conocimiento.
  • Preparar a los estudiantes en pruebas  saber externas.

 

ACTIVIDADES DE REORIENTACIÓN: son las acciones que se realizan en cualquier evento de los procesos de aprendizaje y conocimientos que no estaban planeadas, sirven para reorientar las demás actividades de acuerdo a las necesidades de los estudiantes.

CURSOS REMEDIALES: son las acciones pedagógicas que se realizan cuando un estudiante presenta dificultades en la obtención de logros, se realizan antes de  finalizar cada período. Los cursos remediales se realizarán antes de pasar las notas a secretaría en cada bimestre. La calificación del área y/o asignatura, si lo aprueba será de tres (3.0) 

TAREAS Y TALLERES: actividades específicas constantes y continuas en el proceso de enseñanza o aprendizaje, tiene como fin fortalecer y profundizar los contenidos orientados.

ESTRATEGIAS DE APOYO:

En cada bimestre se hará entrega del informe parcial, a partir del cual se establecerán estrategias de apoyo y mejoramiento, citando al padre de familia para informarle la situación académica  del estudiante y a facilitarle a éste otras oportunidades para el alcance de sus desempeños durante el período.

 

Cada docente realiza actividades de cursos remediales, donde se explica nuevamente y se evalúa  como estrategia de mejoramiento en cada una de las áreas / asignaturas.

 

Se debe contemplar dentro de las planeaciones de los docentes, diversas actividades de  refuerzo que complementen los temas tratados en clase, para así evitar una gran pérdida al final de cada período y del año.

 

Los cursos remediales se entenderán como una actividad evaluativa de aquellos temas que el docente considere fundamentales para el logro de los objetivos propuestos en el período.

 

PROGRAMA PARA LOS ESTUDIANTES CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

Teniendo en cuenta el Decreto 366 de febrero de 2009 y la Resolución 2565 de octubre 24 de 2003, la Ley 115 de 1994 en su título III, capítulo I, artículos 46 al 48, regula la atención educativa de las personas con limitaciones de orden físico, sensorial, síquico, cognoscitivo o emocional como parte del servicio público educativo.

 

Un estudiante tiene necesidades educativas especiales cuando presenta dificultades mayores que el resto de los estudiantes para acceder a los aprendizajes que se determinan en el currículo que le corresponde por su edad.

 

El Colegio Ana María Janer, brinda de manera oportuna diferentes estrategias y actividades a los estudiantes que presentan dificultades en el proceso de aprendizaje:

Orientación desde sicología, trabajo personalizado, se evalúan permanentemente respetando el ritmo de aprendizaje, más tiempo para las evaluaciones, se les brinda actividades remediales en tiempo extraclase, permanente comunicación con el padre de familia o acudiente, las actividades y evaluaciones son cortas atendiendo a las necesidades ,participación constante en las actividades de clase, programación de talleres para trabajar en casa, se sugieren otras actividades a los padres de familia o acudientes para trabajar con  ellos, estímulos constantes cuando alcanza un logro, evaluación por parte de otros  docentes, otras oportunidades en los cursos remediales.

 REGISTRO ESCOLAR E INFORMES DE EVALUACIÓN

El Colegio Ana María Janer mantendrá actualizado un registro escolar que contenga para cada estudiante, además de los datos de identificación personal, el informe final de evaluación de cada grado que haya cursado en la institución.

Al finalizar cada uno de los cuatro períodos del año escolar, los padres de familia o acudientes recibirán un informe escrito de evaluación en el que se de cuenta de los avances de los estudiantes en el proceso formativo en cada una de las áreas y/o asignaturas. Este deberá incluir información detallada acerca de las fortalezas y dificultades que haya presentado el estudiante en cualquiera de las áreas y/o asignaturas.

 

PERIODICIDAD DE ENTREGA DE INFORMES

El año escolar tendrá cuatro períodos de igual duración, al finalizar cada período se emitirá un informe académico formativo con los avances y dificultades de los estudiantes, un juicio valorativo en forma de desempeño con su correspondencia numérica y el acumulado de cada uno de los períodos.

En el quinto informe se dará un juicio final del área y/o asignatura en términos de desempeño, con el fin de facilitar la movilidad de los estudiantes entre las diferentes instituciones educativas.

ESCALA DE VALORACIÓN INSTITUCIONAL

Cada establecimiento educativo definirá y adoptará su escala de valoración de los desempeños de los estudiantes en su sistema de evaluación basado en el Decreto 1290 del 16 de abril de 2009. Para facilitar la movilidad de los estudiantes entre establecimientos educativos, cada escala deberá expresar su equivalencia con la escala de valoración nacional: Desempeño Superior Desempeño Alto, Desempeño Básico y  Desempeño Bajo

Para efectos de la valoración de los estudiantes en cada una de las áreas y/o asignaturas se tendrán en cuenta las siguientes escalas:

DESEMPEÑO

DESCRIPCIÓN

VALORACIÓN

 

 

SUPERIOR

 

El estudiante excede las expectativas de aprendizaje planteadas para el grado y el periodo, atendiendo a los estándares de competencias y lineamientos curriculares de las diferentes áreas del conocimiento.

 

 

4.6 a 5.0

 

 

ALTO

 

Alcanza la totalidad de los desempeños previstos en cada una de las dimensiones de la formación humana, demostrando un buen nivel de desarrollo.

 

 

4.0 a 4.5

 

 

BÁSICO

 

Logra lo mínimo en los procesos de formación, aunque con tal estado puede continuar avanzando, hay necesidad de fortalecer su trabajo para que alcance mayores niveles de logro. Se desempeña en el grado con actividades extras.

 

 

3.0 a 3.9

 

 

 

BAJO

Muestra dificultad en el alcance de desempeños acordes con el grado y previstos en las áreas o asignaturas, teniendo un ejercicio muy limitado en todos los procesos  de desarrollo, por lo que no alcanza los objetivos y las metas de calidad propuestas en el Proyecto Educativo Institucional (PEI).

 

 

 

1.0 a 2.9

 




¡Tu navegador no está actualizado!

Actualiza tu navegador para ver este sitio correctamente. Actualizar ahora

×